Está en: Inicio > TURISMO Y OCIO > Espacios Naturales

Espacios Naturales

Lagunas

Laguna de Negrillos rinde tributo a la Naturaleza ya en su nombre. El agua y los árboles como  símbolo máximo del campo y la vida que generan. Ambiciones necesarias e indispensables para un territorio enclavado al sur del páramo leonés, donde dichos elementos no abundan precisamente con la misma generosidad que en otras zonas de la rica y variada provincia de León. Nombre de origen toponímico por ser una villa cimentada sobre varias lagunas y por ser un lugar geográfico de gran abundancia de esta especie de olmo conocido por negrillo. El año pasado, conocimos la historia e importancia de los negrillos, hoy vamos a conocer un poco más sobre las lagunas que nos rodean.
 
La importancia ecológica que tienen las lagunas es de suma importancia tanto para la fauna como para la flora. Estas zonas endorreicas se formaron debido a las peculiaridades geológicas y edáficas del territorio, en donde son frecuentes los substratos impermeables como las arcillas. Se pueden originar lagunas por las precipitaciones, mediante acumulación de agua de lluvia o por aporte de aguas subterráneas. Son estas últimas las que representan un régimen hidrológico permanente y, de esta forma las que tienen mayor importancia ecológica ya que albergan una mayor biodiversidad.
 
La vegetación de estos lugares, ha de estar adaptada a una constante humedad o al menos durante una buena parte del año. Aparecen especies arbustivas como las salgueras o paleras que dan cobijo a una elevada avifauna. También la espiga de agua, junquillos o plantas acuáticas de hojas flotantes.
 
En cuanto al elenco de aves, en ocasiones y quizás más en un tiempo pasado, se pueden observar, garzas, cigüeñas, y algunos patos o “curros” como las fochas comunes, ánades azulones o el porrón común. Otras especies como espátulas, avefrías, agachadizas... son más difíciles de contemplar o solo se divisan en los pasos migratorios o durante el invierno, al encontrar en las tierras llanas del páramo un auténtico paraíso y posiblemente el territorio más importante de invernada de la provincia. Todo en su conjunto es un aliciente muy interesante para los aficionados a la naturaleza. La importancia biológica de las lagunas trasciende más allá de la presencia de las aves, ya que ésta no sería posible sin la existencia de multitud de invertebrados que habitan las lagunas y de distintas especies de anfibios y reptiles, tales como salamandras, gallipatos, sapos, la siempre presente rana común o tritones pigmeos cuya especie está amenazada en peligro de extinción. Muchas de las lagunas también presentan una gran riqueza de plancton.
 
Hay que señalar que ninguna de las lagunas que forman parte del término municipal están incluidas en el Catálogo de Zonas Húmedas de Castilla y León y por tanto carecen de cualquier tipo de protección. Esto, entre otros factores, ha supuesto una gran amenaza para estos espacios naturales. El relleno y saneamiento intencionado en los alrededores del pueblo, el atarquinamiento natural o el provocado por los trabajos agrícolas y las concentraciones parcelarias ha provocado que a partir de mediados del S. XX, muchas lagunas fueron tapadas provocado la desaparición inmediata del entorno de estas lagunas, su fauna y su flora que en conjunto constituyen verdaderas islas de biodiversidad en un entorno cada vez más transformado en la comarca del Páramo Leonés, tierras donde hasta bien entrado el S. XX siempre hubo escasez de agua. Cabe destacar la importancia que debieron tener estos humedales que sirvieron como pequeñas balsas para dar de beber al ganado.
 
Alguna de estas lagunas, varias conocidas por el nombre de El Barrero, La Barrera o Barro, fueron antiguamente creadas o ampliadas en su contorno por la depresión causada a la hora de extraer arcilla para la fabricación de adobe y posterior construcción de casas de tapial, arquitectura típica de la zona. Es por lo que estas lagunas acumulan un alto volumen de barro y de fango. Paradojas de la historia, algunas lagunas fueron precisamente tapadas con los restos de tierra acumulados al derribar casas antiguas de tapial.
 
La mayoría de lagunas, no adquirieron un nombre concreto, pero hay otras que sí tienen un nombre consolidado, registrado en la cartografía y en muchas ocasiones curioso, como por ejemplo “La Ladrona” y “El Espino” al norte, “Mora” al sur, “Gallo” al este y “Vela” al oeste, marcando además los ejes cardinales perfectamente, como si en un tiempo pasado se hubieran orientado con estas referencias. Otros nombres son “Las dos lagunas”, “El Plantel”, “Valdepozo” o “Cantarranas”. La Laguna “Mora” ya aparece mencionada en algunos documentos medievales y en compras notariales del año 1700 aparecen otros nombres de lagunas como; “La Guinda”, “Cresta de la Pava”, “Rodrigo”, “Salceda”, “Redondela”, “Las Mozas” o “del Cuervo”. Si bien, estas ultimas no están identificadas geográficamente en la actualidad.
 
La laguna “Las Mozas”, desaparecida ya en los años 60 fue una laguna de entorno urbano, junto a parte de la muralla de la que se ha transmitido de generación en generación una trágica historia o quizás leyenda en la que dos niñas se ahogaron posiblemente a causa del hundimiento del fango y el lodo.
 
Hasta bien entrado el S. XX, el agua de la laguna situada cerca del cementerio confluía con el agua de la laguna “las mozas” en el actual jardín del cruce C/ Enrique Ramos - Avda. Arrabal y se formaba una cárcava que discurría por toda la Avda. Arrabal (antes C/ La cárcava), hasta desembocar en el arroyo de los “Reguerales”. Esta cárcava desapareció en los años 70. Otra laguna urbana, tapada en los años 40, situada en el comienzo de la actual C/ Fueros de Laguna, a la altura de talleres Zotes, desaguaba mediante un pequeño reguero que cruzaba la C/ La Matilla y C/ La Carrera hasta el arroyo. Es decir, casi todo el perímetro de la muralla estaba rodeado de agua que pasaba de unas lagunas a otras por pequeños regatos que terminaban vertiendo el agua en el arroyo de los “Reguerales”.
 
En nuestro afán por conocer mejor nuestro pasado y nuestro entorno, hemos creado un inventario preliminar de las lagunas que hay en la actualidad y algunas de las que ya han desaparecido en nuestro municipio. Un trabajo que deja al descubierto la existencia casi 60 lagunas en todo el término. La mayoría de las lagunas ya no existen, otras han sufrido alguna modificación de su superficie original reduciendo así su tamaño, lo que supone un proceso de degradación continuo y una perdida irreversible por falta de conservación.
 
De las 59 lagunas identificadas, 28 han supuesto una perdida irreversible y otras 13 han sufrido una transformación de su superficie original. Las otras 18, puede decirse, que están en un estado bastante natural sin apenas modificación geológica por parte del hombre. Sin embargo, la mayoría de ellas se encuentran llenas de maleza, restos de árboles y en ocasiones basuras como neumáticos, restos de muebles...
 
En cuanto a la extensión de las lagunas localizadas, hay que decir que abarcan una extensión original en conjunto de algo más de 10 hectáreas. La laguna de mayor extensión, con algo más de 14.000 m2 de superficie original está en la carretera de Pobladura de Pelayo García a mano izquierda, junto a las granjas de pollos. Es una laguna artificial que se originó como consecuencia de la extracción de áridos para la construcción de caminos en la primera concentración parcelaria de nuestro campo en los años 70 y que ha sufrido además un maltrato ecológico utilizándose de vertedero y escombrera durante muchos años.
 
Lo realmente natural, sería que fueran los procesos naturales, por sí solos, los que desarrollen la evolución de estos espacios naturales y que constituyan un legado para generaciones posteriores. Sería necesario ponerlas en valor, al menos, un buen número de ellas, para contribuir a su conservación, divulgación y disfrute del cada vez más escaso patrimonio natural original del municipio y de la comarca. El grupo de acción local Poeda junto con otras organizaciones ha apoyado proyectos para la recuperación, conservación o puesta en valor de estos parajes como fuente de recursos económicos para los municipios como atractivos turísticos.
 
La Laguna “Jimena” es la más cercana a la localidad y en la que muchos jóvenes, que hoy son mayores, recuerdan cómo se bañaban en ella en los cortos veranos. Por esta laguna, discurría el arroyo de “San Antón”, hoy ya sepultado en tierra. Su acondicionamiento, supondría recuperar un espacio natural donde poder observar una flora y una fauna típicas de estos humedales. Además, con la plantación de unos negrillos alrededor se rendiría un fiel homenaje a nuestros orígenes.
 
Esta dirección (https://www.google.com/maps/d/edit?mid=1wT6Op8TNuuOk0gfhpW-wNFs_W9qiMJnn&usp=sharing) conduce al mapa del inventario de las lagunas, donde se puede ver exactamente donde se encuentra cada una de las identificadas y en el detalle de cada punto podéis ver información al respecto de cada laguna, como, por ejemplo, el paraje en el que se encuentra, la superficie de extensión original o el estado físico actual, dato que os indica el color del circulo. Si es rojo, tapada, si es naranja, parcialmente tapada y azul si está en un estado bastante natural.
 
Os dejamos un vídeo en el que también se pueden observar algunas de las lagunas de nuestro campo, un reportaje que descubrirá una parte de nuestro entorno natural que pocos conocen.

Choperas

Las choperas en el Municipio de Laguna de Negrillos conforman un autentico espacio de biodibersidad. Estos espacios naturales fueron creados en las estrechas vegas, antes prados y praderas para el ganado, de los dos arroyos que pasan por el municipio el "reguerales" y el "rodil". Los álamos o chopos llegan a alcanzar hasta 30 metros de altura y al ser tan rectilíneo ha sido utilizado para una tradición tan ancestral como son los "Mayos".
 
Suponen una riqueza natural del entorno, aportan sombra y frescura en verano y además son una fuente de ingresos para el consistorio gracias a la venta de la madera o arrendamietno de los terrenos donde se encuentran.

El monte

Durante la Guerra de la Independencia Española (1808-1814) se llevó a cabo una tala desmedida de las encinas del monte tras el paso y ocupación de las tropas francesas. Esto supuso una aniquilación de esta reserva forestal la cual se había conservado y regulado su tala a lo largo de varios siglos lo que hizo que ante la necesidad de proteger las encinas, el Conde Luna quería acotar los derechos de explotación sobre el monte al Concejo de vecinos de Laguna de Negrillos lo que supondría un perjuicio especialmente para el ganado de la comunidad vecinal. El Conde de Luna ingresaba por parte del Concejo de vecinos 4.000 reales cada 6 años en concepto de derechos de explotación de la leña del monte de Laguna de Negrillos. En 1818 el Concejo responde a esta acotación presentando una demanda a instancias del corregidor de León.

Archivo Histórico Provincial de León-Protocolos, caja 7673 y caja 8273.
 
La guerra de Independencia fue para Laguna un grave problema. El ejercito francés (que permanecía en Pobladura de Pelayo Garcia) no solo cortaba leña de nuestro monte, también se apoderaba de animales, alimento para sus caballos, víveres, y dinero del propio Concejo. Los ingleses de la zona de Astorga, hacían lo mismo. Además el Gobierno español obligaba a que mandásemos a nuestros jóvenes a cumplir con sus deberes militares a la zona de Puebla de Sanabria.
 
Desde entonces, las encinas del monte practicamente han desaparecido quedando alguna dispersa entre los ahora campos de cultivo de secano conocidos como quiñones.

El campo

Aunque la comarca del Páramo Leonés siempre fue una zona de cultivo pobre y de secano, actualmente, gracias a los embalses de la montaña leonesa y a los nuevos sistemas de regadio, la mayor parte del cultivo es de regadío. Laguna de Negrillos cuenta en concreto con 5623 ha de tierras de cultivo.
Sede Electrónica Plataforma de Contratación del Estado Agenda del Municipio Buzón de Sugerencias Contacto Portal Transparencia Tablón de Anuncios

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987 755 008
  • Consultorio Mé...: 987 755 521
  • Farmacia Raque...: 987 755 006
  • Residencia y C...: 987 755 745
  • Colegio Públic...: 987 755 105
Más teléfonos
Financiación