Está en: Inicio > TURISMO Y OCIO > Fiestas y Tradiciones

Voto en Honor a Ntra. Sra. del Arrabal

Voto
 
Desde niños, a todos los de Laguna, nos han contado la leyenda, quizás entremezclada con algo de historia, de como apareció la imagen de Ntra. Sra. del Arrabal. Leyenda que a su vez, hemos contado a alguien, así de generación en generación. 
 
Esta historia o leyenda del descubrimiento de la imagen no se conoce por escrito. Antes de narrar los acontecimientos, debemos situarnos cronológicamente en el tiempo. Los hechos que siempre nos han contado sobre la aparición de la figura de la Virgen debieron de sucederse tras la expulsión de los judíos de España en 1492, recordemos que el templo donde se encuentra la Virgen, había sido la sinagoga de los judios residentes en Laguna. A partir del 9 de agosto de 1492, se produce un saqueo en la sinagoga que acaba con sus maderas y objetos y lo lleva prácticamente a la ruina, así lo dejó plasmado el Juez Enciso cuando visitó Laguna para dar parte a los propios Reyes Católicos. En estado de ruina pasará un tiempo hasta que, según la leyenda, se encuentra a la Virgen. El Concilio de Trento (1545-1563) instauró la obligación de archivar los documentos eclesiásticos y a partir de 1606 ya existía libro de fábrica o de cuentas en la Iglesia de Ntra. Sra. del Arrabal, Laguna gozaba ya de dos parroquias, por lo que queda claro que había sido restaurada años antes. Por lo que el momento en que encontraron la Virgen, según la leyenda, se sitúa a lo largo del S. XVI, siglo en el que, la Contrarreforma incentivó que los campesinos de toda la península sintieran la necesidad de proteger y controlar los resultados de sus cosechas recurriendo a realizar rezos y rogativas a los santos y patrones en su honor para que estos mediarán en el buen resultado de sus cosechas. Justo lo que cuenta la leyenda que ocurrió en esta villa.
 
Situados en el tiempo, recordemos la leyenda; estando unos obreros trabajando junto a la muralla, al lado del pontón, puente que daba acceso al interior del recinto cercado, uno de los obreros al hundir el pico en el terreno sintió que había golpeado algo, se detuvo y al verlo, descubrió que era una imagen de una Virgen en madera policrómada sentada con un niño en su regazo izquierdo y en la mano derecha con los dedos erguidos hacia arriba sosteniendo una bola que simboliza el mundo. Justo en el envés de esta mano se habría clavado el pico y se dice que de aquel descubrimiento es testigo la muesca del pequeño orificio que hoy todavía podemos ver. También siempre hemos oído que se ha intentado restaurar varias veces, sin embargo, lo rechaza, volviéndose a abrir el orificio nuevamente, como si la propia Virgen no quisiera borrar la huella por la cual fue encontrada. 
 
Tras el hallazgo, el obrero dijo con voz fuerte; ¡Milagro!, ¡Milagro!, de inmediato se hicieron escuchar las campanas con aires de alarma, alegría y fiesta. El pueblo la nombró patrona y la bautizaron con el nombre de "Virgen del Arrabal", haciendo alusión al lugar donde fue encontrada. Fue entonces, cuando dieron comienzo las obras de restauración del templo que de ser un templo judío sin uso, pasaría a ser una iglesia parroquial católica dedicada a la patrona que allí se mantiene intacta y desde el camarín mira al pueblo que siente orgullo sencillo por ello. Posteriormente, la talla fue estudiada y se determinó que es una talla gótica del S. XIII.
 
A los pocos años de su aparición, según la leyenda, vinieron tiempos de fuerte sequía entonces los vecinos, en su mayoría labradores, solicitaron al párroco sacar la imagen en procesión para pedirle a la patrona agua para los campos. El Concejo de vecinos en representación del pueblo hizo un voto: "si la Virgen les mandaba agua, ellos, en agradecimiento, celebrarían un "Voto en su honor". El pueblo se lo pidió con fe, y llevándola en andas, en procesión, cuenta la leyenda que cayó gran cantidad de agua sobre los campos áridos y extinguidos por la sequedad y el calor, que provocó de esta manera que naciera este Voto, fiesta eminentemente popular, celebrada todos los años el último sábado de Abril. Fiesta nacida como un voto temporal que los vecinos renuevan cada año ante su patrona. Este día en la iglesia de Ntra. Sra del Arrabal, sonaran las campanas con un gracioso repiqueo de fiesta y danza de alegría y a una sola voz, se entonaran las coplas de alabanza y súplica.
 
Esta es la historia más contada y extendida entre los vecinos. Sin embargo, todas las leyendas y según quién las cuente, pueden tener en su contenido algún cambio como, por ejemplo; que a la hora de sacar a la Virgen en procesión, en lugar de llevarla en andas, la habrían colocado en un carro tirado por bueyes, emprendiendo la procesión dirección a la ermita de Santa Cruz por un camino desaparecido en la concentración de 1970 llamado “Senda de la procesión”. A mitad del recorrido, los bueyes agacharon la cabeza hasta pegar con su morro en el suelo, comenzando los bueyes a moverse de un lado a otro dándose la vuelta dirección Laguna. Los vecinos sorprendidos les dieron la vuelta para seguir el camino hacia la ermita de Santa Cruz pero al poco tiempo, los bueyes se volvieron a parar, agacharon de nuevo la cabeza y se dieron la vuelta. Por tercera vez, intentaron enderezar el carro hacia la ermita y al rato ocurrió lo mismo, los bueyes se daban la vuelta dirección Laguna. Finalmente los vecinos decidieron que fueran los bueyes los que tomasen la iniciativa de la procesión, a lo que los bueyes caminaban decididos dirección Laguna. Al llegar al pueblo y tras recorrer varias calles con el pueblo en procesión, los bueyes se dirigían de vuelta a la Iglesia de Ntra. Sra. del Arrabal, llegados allí, comenzó a llover y lo hizo durante toda la noche. Al día siguiente, el Concejo de vecinos se reunió y acordaron celebrar todos los años un Voto de honor a la Virgen por haber atendido sus súplicas.
 
Otros cuentan la leyenda de los bueyes afirmando que el obrero que la encontró era vecino de Algadefe y la quería llevar a su pueblo a lo que los bueyes se negaban y retrocedían para Laguna como si la propia Virgen no quisiera salir de Laguna. También, en otras versiones, se dice que la sinagoga era un convento del cual no hay constancia.
 
Distintas versiones de una leyenda que todavía cala en nuestras vidas y que hoy todavía seguimos cumpliendo con el Voto de honor a la patrona como promesa heredada de nuestros antepasados allá donde la memoria se pierde en el tiempo.

Galería de Imágenes

Voto Voto Voto
Sede Electrónica Plataforma de Contratación del Estado Agenda del Municipio Buzón de Sugerencias Contacto Portal Transparencia Tablón de Anuncios

TELÉFONOS DE INTERÉS

  • Ayuntamiento: 987 755 008
  • Consultorio Mé...: 987 755 521
  • Farmacia Raque...: 987 755 006
  • Residencia y C...: 987 755 745
  • Colegio Públic...: 987 755 105
Más teléfonos
Financiación